que-hacer-ante-hipotermia

Podríamos definir la hipotermia como aquel estado en el que el cuerpo es incapaz de generar más calor del que pierde es por ello que conduce a una situación en la que la temperatura corporal es muy baja es decir que es inferior a los 35 grados centígrados.

Causas y remedios para la hipotermia

La principal causa de la hipotermia es la exposición de forma prolongada y duradera al frío. Esto puede producirse por permanecer o estar expuesto al frío en invierno durante mucho tiempo sin contar con la ropa adecuada o la vestimenta. También por estar en aguas que se encuentran a una temperatura muy baja o en climas fríos hacer esfuerzos agotadores.

Debemos estar alerta ante la hipotermia ya que lo que produce es que nuestra habilidad motora y psíquica se vean afectadas de tal forma que se ven mermadas y esto se produce de forma gradual, es decir, que podemos perfectamente ni siquiera darnos cuenta.

Los primeros síntomas de la hipotermia son la confusión, la palidez de la piel y la frialdad de la misma, la pérdida de la coordinación motora, la debilidad, la somnolencia, un temblor que resulta ser incontrolable y se produce una ralentización de la frecuencia cardiaca y de la respiración.

Las consecuencias de la hipotermia son muy variadas es decir se puede producir congelación, se puede producir un paro cardiaco, se puede entrar en estado de shock o incluso se puede producir la muerte. Es por ello que hay que acudir a los primeros auxilios para tratar la hipotermia.

¿Cómo actuar ante la hipotermia?

Lo fundamental es que si una persona presenta signos de hipotermia hay que acudir en primer lugar a los profesionales y si esto no fuera posible hay que utilizar la RCP. Si encuentras a alguien inconsciente por la hipotermia, o incluso si se encuentra consciente, lo primero que hay que hacer es tratar de aumentar su temperatura corporal.

Esto puede hacerse mediante la aplicación de calor o mediante la eliminación total del frío, es decir, quitando las ropas que estén húmedas y reemplazándolas por ropas que no lo estén.  No hay que dejar a la persona abandonada a su suerte sino que lo principal que hay que hacer es esperar a que llegue la ayuda médica.

Lo que en ningún caso se debe hacer es pensar que por el hecho de que la persona tenga una temperatura corporal inferior a los 35 grados esta ha fallecido, hay que atender a otros signos y constantes vitales.

En segundo lugar no hay que utilizar fuentes de calor directo y tampoco se le puede dar a ingerir alcohol. Los medios de prevención de la hipotermia son, en primer lugar utilizar, una correcta vestimenta para el ambiente en el que se encuentre, no tomar alcohol, consumir muchos alimentos y muchos líquidos y tener un descanso apropiado.

Hay que evitar las temperaturas muy frías, evitar la mala circulación sanguínea tomando complementos cómo podría ser el castaño de indias y evitar que la ropa se encuentre húmeda.

La congelación

Podríamos definir la congelación como el daño que se produce al tejido cutáneo y en los tejidos relacionados con el mismo que están producidos por la exposición prolongada a un frío extremo.

La congelación tiene causa en la hipotermia y la hipotermia puede producir congelación. La congelación se puede producir especialmente si se fuma, si se tiene diabetes, o si se tiene algún tipo de enfermedad vascular o si se toman betabloqueantes.

Los síntomas de la congelación a diferencia de hipotermia son más evidentes. Se puede producir un fuerte dolor, se puede producir la falta de sensibilidad, se produce normalmente una sensación de hormigueo que conlleva un entumecimiento de la zona afectada y la piel se torna fría, dura y pálida.

El principal problema de la congelación es que puede dar lugar a gran gangrena, lo cual llevará a la pérdida del miembro o si no se trata adecuadamente o a la muerte. Los primeros auxilios que hay que tener en cuenta en caso de congelación es evitar que la persona esté expuesta al frío teniendo la necesidad de trasladarla a un espacio en el que la temperatura sea mayor, quitar toda la ropa que pueda estar húmeda  y hay que buscar ayuda médica. Y en caso de que no se disponga de esta ayuda médica hay que intentar recuperar o restablecer la temperatura corporal normal de la persona.

Lo que en ningún caso se debe hacer es descongelar una zona congelada, pues esta misma zona se va a volver a congelar y ello puede producir que la nueva congelación provoque daños aún mayores. Tampoco se puede usar un calor directo ya que se puede producir la quema severa de las zonas que ya están afectadas por la congelación. No se puede masajear las zonas afectadas y no se puede fumar ni incentivar a la persona que consuma bebidas alcohólicas

Hipotermia
Vota este artículo

Última actualización: 16 Agosto 2017 01:10