Qué es la leucorrea?

La leucorrea, en medicina, hace referencia a un exceso de secreción vaginal. El color de la flujo vaginal puede variar según la etiología de la leucorrea. Este puede ser hemático o blanquecino. Este es uno de los problemas más frecuentes en las mujeres.

Fisiopatología

La leucorrea no es una enfermedad relevante pero hay que tratarla para conseguir erradicar el exceso de flujo vaginal. Esta sintomatología puede ser causada por un mecanismo de defensa natural del organismo ante posibles infecciones. La flujo vaginal mantiene el equilibrio químico de la zona.

También, puede aparecer antes de la menarquia.

Esta sintomatología puede aparecer durante el embarazo. Eso, es desencadenado por el incremento de los estrógenos durante el proceso de gestación. En los bebés femeninos puede aparecer debido a su exposición uterina a los estrógenos de la madre.

que-es-leucorrea

Tipo

Hay dos tipos de leucorrea, la fisiológica y la patológica. La leucorrea fisiológica suele desaparecer por sí sola. Esta aparece días previos a la menstruación por incremento de la actividad hormonal. El flujo es blanquecino, no hay Pruit y no huele mal. La leucorrea patológica es aquella causada por un problema en concreto y, su tratamiento ya incluye antibiótico para erradicar la infección o factor etiológico.

Diagnóstico

El diagnóstico de leucorrea se lleva a cabo mediante una buena anamnesis y una exploración física cuidadosa.

Anamnesis

La anamnesis constará de diferentes preguntas relacionadas con la sintomatología presentada, incremento de la flujo vaginal, aparición de prurito, mal olor de la flujo vaginal, dispareunia, dolor pélvico, entre otros. También, se preguntará sobre las características de la flujo vaginal, cantidad, color, olor, aspecto y días de aparición.

Es importante preguntar sobre episodios de la vida como presencia de algún aborto, exploración ginecológica reciente, tratamientos con antibióticos, anticonceptivos, entre otros.

Los hábitos higiénicos de la mujer también son importantes en este caso. Cabe preguntarse si hay una buena higiene genital y si se utilizan tampones o compresas.

La exploración ginecológica se llevará a cabo en el mismo momento, sin higiene genital previa. Hay diferentes zonas que hay que explorar y diferentes parámetros a valorar. Las partes de la zona genital que se explorarán son: vagina, periné, cérvix y el útero.

Hay que hacer la exploración ginecológica en un lugar donde se favorezca la intimidad de la mujer. La mujer se colocará en posición ginecológica o litotomía.

Vagina

La vagina es un órgano muy musculoso, rico en fibras de colágeno, y relativamente inervado en comparación con la vulva. Su superficie está colonizada por múltiples especies bacterianas y hongos, que conviven en el ecosistema de la flora vaginal y donde predominan las especies del género Lactobacillus, que le confieren un pH bajo. Esta acidez impide la entrada al organismo de agentes patógenos.

La vagina, como las otras mucosas, necesita una cierta humectación, por lo que produce continuamente flujo vaginal. Se explorarán todas las partes de la vagina. Si es necesario, se puede tomar una muestra para analizar. Hay que observar erosiones, edemas o úlceras en toda la zona. Es relevante observar las glàndues de Sken y Bartholin.

Periné

El perineo es la región del cuerpo por debajo del diafragma pélvico y entre los muslos (concretamente las tuberosidades isquiáticas). Es un área en forma de diamante en la superficie inferior del tronco, es atravesado por uretra, los órganos genitales y el recto, con el ano. El perineo debe ser liso y sin ningún tipo de erosión o anomalía.

Cérvix

La cérvix es una porción fibromuscular inferior del útero que se proyecta dentro de la vagina. Hay que observar la posición, color, presencia de erosiones en la superficie y forma. Se pueden tomar muestras para realizar unos análisis.

Útero

Está situado entre la vagina y las trompas de Falopio y aloja la blástula, que se implanta en el endometrio, iniciándose así la gestación, que en la especie humana dura unos 280 días. Mediante el tacto vaginal bimanual hay que observar el tamaño, su movilidad y posición correcto.

Pruebas de laboratorio

Durante la exploración se pueden tomar muestras para analizar el tejido, la presencia de virus y bacterias y las posibles anomalías. Las pruebas que se pueden realizar son la citología, colposcopia y biopsia.

La citología consiste en el análisis de células vaginales. Se valorará el flujo vaginal. La colposcopia es la observación de la cérvix uterino con un microscopio que permite hacer una exploración más precisa del tracto genital inferior, es decir, vagina, vulva y cérvix. Y, finalmente , la biopsia, es el análisis histológico de una muestra.

Tratamiento de la leucorrea

El tratamiento de la leucorrea dependerá de la causa y si es una leucorrea fisiológica o patológica. En el primer caso, suele desaparecer por sí sola. En el caso de leucorrea patológica habrá detectar la causa y tratarla.

Leucorrea fisiológica

Aún así, hay toda una serie de recomendaciones generales de hábitos de higiene personal que se pueden llevar a cabo en la leucorrea fisiológica y también, patológica .. Por ejemplo, lavado vaginal con agua, evitar un exceso de higiene. El exceso de higiene puede favorecer la colonización de la zona y un incremento de la leucorrea. Evitar el uso de tampones que también favorecen las infecciones y llevar ropa no muy ajustada y de algodón.

Leucorrea patológica

La leucorrea patológica tendrá un tratamiento u otro según la etiología. Si la causa es una infección bacteriana habrá tratarse con antibioterapia, abstinencia sexual o uso de preservativo si la mujer no tiene molestias severas. El tratamiento con antibiótico no se debe dejar aunque la sintomatología ya no esté. Si la causa es una Enfermedad de transmisión sexual (ETS) hay que tratar a la mujer y su pareja por posible contagio a la pareja.

Otra causa de la leucorrea es la presencia de un cuerpo extraño. En este caso, hay que retirar el cuerpo extraño y el flujo vaginal disminuirá. Si la situación ha sido más grave y la infección es severa, también, habrá que iniciar tratamiento con el antibiótico adecuado.

La Leucorrea
Vota este artículo

Última actualización: 16 Agosto 2017 15:07