causas-sintomas-tratamiento-tendinitis-rotuliana
La tendinitis rotuliana o tendinopatía rotuliana es una lesión que se genera en la rodilla, que afecta específicamente el tendón rotuliano. A esta lesión también se le denomina rodilla de saltador y mayormente afecta a los deportistas.

Esta lesión se caracteriza por producir dolor en la rótula y en los cuádriceps, al igual que al flexionar la rodilla. Esto puede ocasionar desequilibrio y debilidad en la pierna. La tendinitis en la rodilla es la inflamación del tendón rotuliano, esta se genera por el uso excesivo de las rodillas.

Causa de la tendinitis rotuliana

La tendinitis rotuliana aparece normalmente por un uso excesivo de las rodillas en actividades deportivas. En donde las rodillas reciban un fuerte impacto. Algunas de las causas más comunes son:

  • Actividades deportivas que requieran saltos.
  • Correr intensivamente.
  • Golpes en las rodillas.
  • Entrenamientos severos.
  • Usar calzado inadecuado en las actividades deportivas.
  • Superficies de piso duras para el desarrollo de actividades deportivas.
  • La edad de las personas.
  • Mala alineación del pie, tobillo y de la pierna.

Síntomas de la tendinitis rotuliana

La tendinopatia rotuliana o tendinosis rotuliana generalmente ocurre en los atletas de alto rendimiento que participan en disciplinas de salto. Algunos síntomas que se pueden observar en las personas que sufren de esta lesión son:

  • Dolor en la parte anterior de la rodilla.
  • Inflamación en el tendón rotuliano.
  • Dolor durante la actividad deportiva.
  • Rigidez en la rodilla.
  • Dolor en el cuádriceps.
  • Dolor al flexionar la rodilla.
  • Debilidad y pérdida de fuerza en la pierna.
  • En casos muy graves pérdida de equilibrio en las piernas.

Dolor de rodilla en reposo

El dolor de la rodilla en reposo puede ocurrir porque exista una lesión en la columna, puede ser una hernia discal. Este dolor es continuo y así se esté en reposo causa molestia, sobre todo en las noches. Otra causa del dolor de la rodilla en reposo es la pérdida de hidratos o las rodillas con artrosis.

Una sobrecarga de actividad en la articulación de la rodilla puede llevar a sufrir de dolor. Ya que no se realizan los ejercicios previos de calentamiento para que no se tenga una lesión.

Este dolor puede deberse a la inflamación del tendón rotuliano.

Dolor debajo de la rodilla

Este es un síntoma que se produce por sufrir de una lesión en la articulación de la rodilla. Es común en las personas de distintas edades y puede presentarse de forma repentina. Es producto de alguna lesión deportiva, el sobrepeso. Esta molestia o dolor puede comenzar de forma leve y luego empeorar.

Dolor al doblar las rodillas

El dolor al doblar o flexionar las rodillas puede deberse a dos patologías. Una es la irritación en los meniscos y la otra una irritación del tendón rotuliano. Cuando hay irritación en los meniscos, duele al flexionar las rodillas, ya sea al subir una escalera o al rotar la rodilla. En el momento que esto pasa la rodilla estará hinchada.
Cuando es debido a una irritación del tendón rotuliano, el dolor suele aparecer al momento de comenzar una rutina de ejercicio, y luego desaparece después del calentamiento. Pero vuelve a aparecer el dolor una vez terminada la actividad deportiva.

Tratamiento de la tendinitis rotuliana

Existen muchas opciones para tratar la tendinitis rotuliana dolorosa. Una de las modalidades frecuentes para el tratamiento es el reposo, con el hielo, la compresión y elevación de la rodilla. Este tratamiento también se puede combinar con medicamentos anti-inflamatorios.

En casos de que la tendinitis rotuliana no responde al tratamiento anterior se debe consultar al médico. El cual puede sugerir al paciente una intervención quirúrgica. En ella se repara el tendón que está afectado.

A continuación te señalo algunos tratamientos que se pueden realizar en casa para aliviar o mejorar la lesión del tendón rotuliano:

  • Frio local: este tratamiento consiste en aplicar hielo en la rodilla, después del ejercicio, para disminuir la inflamación del tendón. Esto se debe hacer colocando hielo en una toalla luego ponerlo sobre la rodilla durante 20 minutos. Este procedimiento ayuda a disminuir el dolor pero no a curar el tendón rotuliano.
  • Botella de agua caliente: este tratamiento se recomienda para cuando el dolor se produce antes, durante y después de la actividad física. Consiste en llenar una botella de agua caliente, luego envolverla en una toalla. Para luego colocarla sobre la rodilla por alrededor de 20 minutos. Este procedimiento ayuda a cicatrizar el tendón.
  • Mejorar la postura: esto se debe a que muchas veces no préstamos atención, a posturas que pueden ser perjudiciales para la articulación de las rodillas. Debemos desarrollar hábitos que nos permitan realizar cualquier actividad, como sentarnos de forma adecuada.
  • Ejercicios de fortalecimiento: se deben realizar ejercicios que sean para fortalecer las rodillas. De igual forma ejecutar ejercicios de calentamiento con el fin de evitar la lesión del tendón rotuliano.

¿Cómo fortalecer las rodillas?

La rodilla es la articulación más grande de nuestro cuerpo. Da estabilidad a las piernas y funciona en colaboración con otros huesos como e fémur, la tibia, y la rótula. La rodilla también funciona con los tendones, que son bandas de tejido que ayudan a unir los músculos con los huesos.

Siendo las rodillas una articulación que tiene mucha complejidad en su funcionamiento ya que interviene gran cantidad de elementos para su movimiento. Se hace más propensa a sufrir lesiones. Es por ello que existen una serie de ejercicios que nos ayudan a fortalecer las rodillas.

A continuación te describo algunos ejercicios que ayudan al fortalecimiento de las rodillas:

  • Flexiones inferiores: con la espalda recostada en una superficie plana, doblas las rodillas hacia el pecho tratando de quedar en posición fetal. Haz series de 10 flexiones.
  • Trote: el trote debe realizarse elevando la pierna un poco más de lo que se hace en un trote normal. Con el fin de flexionar la rodilla, y poner a trabajar esta articulación.
  • Sentadillas: este ejercicio consiste en pararse con las piernas abiertas al mismo ancho de los hombros, luego empiezas a flexionar las rodillas como si fueras a sentarte. Seguido te incorpora nuevamente, este tipo de ejercicio lo puedes realizar en series de 10.
  • Balón medicinal: consiste en realizar ejercicios de equilibrio sobre el balón, lo que ayuda al fortalecimiento de las rodillas y los ligamentos.
  • Bicicleta: es un ejercicio aeróbico por excelencia y de bajo impacto, ayuda a tener mayor resistencia en los ligamentos y músculos. Es por ello que es ideal para el fortalecimiento de las rodillas.
  • Natación: es un deporte que produce bajo impacto en las articulaciones sin dejar de trabajarlas.
  • Ejercicios de estiramiento: este grupo de ejercicios ayudan a calentar el cuerpo y evitan lesiones. Esto se debe hacer previo a las actividades deportivas.
Tendinitis rotuliana: Causas, Síntomas y Tratamiento
5 (100%) 1 voto