Vulvodinia: Qué es, Causas y Tratamiento

Qué encontrarás en este artículo?

Qué es vulvodinia?

La vulvodinia es una dolor o ardor continuo en la vulva, de tres meses como mínimo, a mujeres que no tienen ninguna lesión visible que explique estos síntomas. La terminología más reciente por la International Society for the Study of vulvovaginal Disease (ISSVD), define la vulvodinia como “disconfort vulvar, a menudo descrito como un dolor quemante, o de carne viva, que sucede en la ausencia de hallazgos visibles o un trastorno neurológico determinado identificable clínicamente “. No es causada por infección (como la candidiasis o el herpes), ni immflamació (como el liquen plano), tampoco para neopàsia (como el carcinoma escamoso) ni para una enfermedad neurológica específica (como la compresión de un nervio espinal) . Fue descrita por primera vez en 1889 por Skene.

Descripción

La vulvodinia suele comenzar como un picor, aparece de repente y puede durar a lo largo de varios meses, o años enteros, y se vuelve, pues, crónica. Esta enfermedad impide el desarrollo diario de la vida cotidiana, ya que cualquier movimiento (como sentarse, caminar o tosir) puede provocar una dolor insoportable. Además, la mujer puede sufrir espasmos en los músculos vaginales.

Tipos

Se han observado dos tipos de vulvodinia:

  • Vulvodinia disestèsica, es la que afecta a mujeres de edad avanzada y los síntomas se localizan en el introito vaginal extendiéndose, a veces, hacia los labios mayores y menores, así como hacia la zona anal.
  • Vestibulitis vulvar, es la que afecta a mujeres jóvenes y se caracteriza por la dispareunia, el aumento de la sensibilidad vulvar y enrojecimiento de la zona.

Otra nomenclatura es la de la ISSVD, y de la Asociación Catalana de vulvodinia, que la clasifica por su localización (generalizada o localizada) y presentación (provocada y no provocada).

  • Vulvodinia localizada o vestibulodínia

La vestibulodínia se caracteriza por dolor limitado, localizado en ciertos puntos del vestíbulo vulvar, es decir, de la zona de apertura de la vagina (figura 1). Asimismo, la vulvodinia localizada puede ser provocada o no provocada (o mixta). En la provocada, normalmente el dolor se provoca al aplicar presión en el vestíbulo vulvar, como por ejemplo durante las relaciones sexuales, o durante la inserción de tampones. Mientras que en la no provocada el dolor aparece espontáneamente sin ningún estímulo táctil.

vulvodinia-localizada
Figura 1: vulvodinia localizada

 

vulvodinia-generalizada
Figura 2: Vulvodinia generalizada

 

En la vulvodinia generalizada el dolor es más generalizado y difuso que en la vulvodinia localizada (Figura 2). Al igual que la vulvodinia localizada, también se clasifica en provocada y no provocada. En la provocada, normalmente el dolor se provoca a al aplicar presión en el vestíbulo vulvar. En la no provocada el dolor aparece espontáneamente, es decir, sin ningún estímulo táctil, y en general es constante, aunque puede coexistir con periodos sin dolor.

Figura 2: vulvodinia generalizada

Causas de la vulvodinia

No se conocen con exactitud las causas concretas, hay varias teorías que sugieren un origen multifactorial, es decir, no hay una única causa que explicaría la vulvodinia. La vulvodinia tiene características que la hacen similar a un dolor neuropático crónico, aunque no hay ninguna lesión en los nervios. En el dolor neuropático crónico las fibras de los nervios encargados del dolor están afectados y transmiten la señal del dolor más intensamente de lo debido. Otros investigadores creen que puede haber una explicación psicológica, en la que la personalidad de la mujer ligada a determinadas experiencias emocionales afectaría a la percepción del dolor.

También puede ser que el hecho de convivir con el dolor fuera la causa de la mayor frecuencia de angustia en estas mujeres. Muy a menudo hay un componente de hipertonía del suelo pélvico en las mujeres con vulvodinia. Esto quiere decir que el grupo de músculos que componen el suelo del abdomen y proporcionan el sostenimiento de los órganos de la parte baja del abdomen (por ejemplo el útero y la vejiga urinaria) se encuentran más contracturados de lo que deberían estar.

A pesar de no conocer la causa de la vulvodinia, en muchas ocasiones comienza después de haber sufrido infecciones recurrentes, por alergia a productos usados para lavar las bragas, para una respuesta a ciertos productos usados en la higiene ( lociones, perfumes, aceites, aerosoles, desodorantes, etc.) en la vulva, por una falta o exceso de higiene íntima (que mermaría la flora vaginal) o como secuela de otras enfermedades. El uso de antibióticos y esteroides puede desencadenar una vulvodinia. También se asocia, por ejemplo, con verrugas genitales, y con todo tipo de cirugía (como la episiotomía) cercana a la región vulvar.

Tratamiento de la vulvodinia

Se trata de un dolor benigno pero muy rebelde. En el tratamiento de la vulvodinia es necesario un equipo multidisciplinario para dirigir los diferentes componentes de esta condición, compuesto por ginecólogos, fisioterapeutas, psicólogos, equipos de tratamiento del dolor, etc. El tratamiento puede incluir principalmente:

a) Medicamentos sobre todo orales, y en contadas ocasiones tópicos (es decir, aplicados sobre la zona vulvar).

b) En las mujeres que presentan espasmo muscular del suelo pélvico, la fisioterapia suele dar resultados muy positivos.

c) Tratamiento psicológico en los casos que lo requieran. Retirar irritantes de la zona vulvar, como por ejemplo los “salvaslips” o determinados jabones. Siempre hay que visitar al médico para ver cuál es el mejor tratamiento, ya que este será diferente dependiendo de cada mujer.

Incidencia

Se estima que un 40% de mujeres con vulvodinia no van al médico. Quizás porque no le dan importancia, porque no saben que pueden ser ayudadas o por otros motivos. Según un estudio médico, cerca de un 18% de las mujeres tendrán algún tipo de vulvodinia a lo largo de su vida. La incidencia parece que es mayor en mujeres entre 18 y 25 años de edad, y decrece en mujeres mayores de 35 años.

Vulvodinia: Qué es, Causas y Tratamiento
5 (100%) 1 voto