Hipertension arterial – Síntomas y tratamiento

La hipertensión arterial (HTA) es una enfermedad crónica que consiste en una elevación persistente de la presión arterial, por encima de 140/90 mmHg.

La hipertensión se puede clasificar como esencial (primaria) o secundaria:

  • La hipertensión esencial o primaria significa que no se puede encontrar ninguna causa médica que explique la presión arterial elevada. Más del 95% de las hipertensiones arteriales son de tipo esencial.
  • La hipertensión secundaria indica que la presión arterial alta es consecuencia de otra enfermedad, como una enfermedad renal o tumores (adenoma suprarrenal o feocromocitoma).

La hipertensión persistente es uno de los factores de riesgo de: accidente cerebrovascular, infarto de miocardio, insuficiencia cardiaca y aneurisma arterial, y es la principal causa de insuficiencia renal crónica.

La edad es un factor de riesgo importante. En 2012, tan sólo el 0,86% de las defunciones por hipertensión en Estados Unidos se produjeron en personas de menos de 35 años, mientras que el 74,02% se produjeron en individuos de 65 años o más.

sintomas-hipertension-arterial-tratamiento
Síntomas de hipertensión arterial

Signos y síntomas de hipertensión arterial

  • La hipertensión esencial leve a moderada suele ser asintomática.
  • La hipertensión acelerada asocia con dolor de cabeza, somnolencia, confusión, trastornos visuales, náuseas y vómitos (encefalopatía hipertensiva).
  • En los recién nacidos y lactantes, algunos de los signos y síntomas son especialmente importantes como retraso del crecimiento, convulsiones, irritabilidad o letargo, y dificultad respiratoria.
  • En los niños puede causar dolor de cabeza, fatiga, visión borrosa, epistaxis, y la parálisis de Bell.

Las retinas se ven afectadas, así el fondo de ojo se ve una reducción del diámetro de las arterias retinianas y en la hipertensión acelerada, incluso: hemorragias o edema de papila.

Diagnóstico

La hipertensión arterial es la elevación de las cifras de presión arterial sistólica (PAS) ≥ 140 mmHg y / o presión arterial diastólica (PAD) ≥ 90 mmHg. La presión arterial debe medirse dos veces por cada visita en tres visitas consecutivas y se calculará la media por visita.

Para poder diagnosticar hipertensión arterial, las cifras medias de presión arterial deben ser elevadas en cada una de las tres visitas. Se calculará el promedio de las medias de las tres visitas.

Consecuencias

El riesgo de sufrir un evento cardiovascular depende no sólo de las cifras de presión arterial, sino también de la presencia o no de otros factores de riesgo cardiovascular (FRC), de manifestación en órganos diana (MOD) y de la presencia o ausencia de enfermedad cardiovascular clínica (MCC) y / o condiciones clínicas asociadas.

  • El corazón trabaja con más fuerza y ​​puede conducir a:
  • La presión en el sistema arterial puede conducir a un aneurisma arterial.
  • El riñón funciona mal y agrava el problema de la hipertensión, que puede conducir a una insuficiencia renal.

Tratamiento para la hipertensión arterial

Modificaciones en el estilo de vida

Sería aconsejable el siguiente:

  • Descenso de peso.
  • Evitar hipertensor:
    • Disminuyendo el consumo de alcohol: menos de 30 g. al día en hombres y de 20 g. en mujeres.
    • Regaliz.
  • Reducción de la ingesta de sodio (menos de 6 g de sal común al día).
  • Ejercicio físico moderado aeróbico y isotónico (caminar, correr, nadar, bailar, aerobic, ciclismo …) practicado de forma regular y gradual, durante 30-45 minutos al día, la mayoría de los días de la semana.
  • Dieta rica en potasio y calcio: consumo elevado de frutas y vegetales, con disminución de la ingesta total de grasas y de la proporción de grasas saturadas; preferible pescado a la carne.
  • La supresión del consumo de tabaco es una medida coadyuvante esencial para disminuir el riesgo cardiovascular global.

Fármacos

Antihipertensivos clasificados, aproximadamente, por orden decreciente de uso:

  • Adrenérgicos de acción central.
  • Algunos vasodilatadores.
  • Antagonistas de los receptores de angiotensina II (ARA-II).
  • Bloqueantes de adrenoreceptors alfa.
  • Bloqueantes de adrenoreceptors alfa y beta.
  • Bloqueantes de adrenoreceptors beta.
  • Bloqueantes de los canales de calcio.
  • Diuréticos.
  • Inhibidores de la enzima conversora de la angiotensina (IECA)
  • Inhibidores selectivos de la renina.
Hipertension arterial – Síntomas y tratamiento
Vota este artículo