El síndrome de Marfan

El síndrome de Marfan es una enfermedad rara del tejido conectivo (tejido de soporte o construcción del organismo), que afecta principalmente el sistema cardiovascular (dilatación de la aorta), los ojos (luxación del cristalino) y sistema osteo- muscular (principalmente escoliosis, pectus excavatum y / o hiperlaxitud ligamentosa).

Puede afectar también a los pulmones o causar dolor de espalda (la mitad de los pacientes). Se caracteriza por un aumento inusual de la longitud de los miembros. Se cree que afecta a una de cada 5.000 a 7.000 personas, lo que la convierte en la enfermedad rara más frecuente, y, a diferencia de otros problemas genéticos, no afecta negativamente a la inteligencia.

sindroma-marfan-sintomas-tratamiento

Descripción

El síndrome marfanoica o síndrome de Marfan es una enfermedad hereditaria autosómica dominante, es decir que el gen enfermo predomina sobre el sano en los hijos, asociada al gen FBN1 del cromosoma 15.

El FBN1 codifica una proteína llamada fibrilina 1, que es esencial para la formación de fibras elásticas del tejido conjuntivo.

Así, los enfermos de Marfan tienen una cantidad insuficiente de fibrilina, o bien ésta es defectuosa o bien ambas cosas; lo que conlleva disfunciones de los tejidos conectivos que, al perder elasticidad, ya no soportan las fuerzas y tensiones habituales.

Síntomas del síndrom de Marfan

Los síntomas manifestados pueden ser leves o graves, y pueden incluir, por ejemplo, rotura de las paredes arteriales o la formación de aneurismas. Así, aunque todos los enfermos con este síndrome están afectadas al gen FBN1, cada uno de ellos puede sufrir manifestaciones clínicas diferentes, de menor o mayor gravedad, es lo que se conoce como expresión variable. Los síntomas pueden aparecer o bien desde el nacimiento o en la edad adulta.

Estilo de vida y tratamiento del síndrome de Marfan

El síndrome de Marfan es una enfermedad incurable que requiere un diagnóstico precoz y un tratamiento y seguimiento controlados para reducir la morbilidad y la mortalidad. La variabilidad del síndrome hace que sea difícil establecer una descripción del tipo de vida que pueden tener los pacientes, así como consejos de hábitos a seguir, que deberá personalizar el médico en cada caso concreto.

En general, son contraproducentes todas las actividades lúdicas o profesionales que comporten sobrecarga cardiovascular, esquelética o ocular. También es importante notar que “a pesar de la gravedad de las lesiones que se puedan producir, la mayoría tienen un tratamiento efectivo, y actuando de manera precoz se puede conseguir una supervivencia similar a la población sana.”

Los marfánicos deben someterse a control de la presión arterial y seguimiento del diámetro de la aorta, además de un eventual tratamiento quirúrgico antes de que aparezcan complicaciones funcionales. Cuando la aorta es demasiado dilatada (a partir de los 45mm-50mm de diámetro, según el tipo de paciente) que operar quirúrgicamente: en la actualidad en Vall d’Hebron con la técnica, o cirugía, de David, que evita la antigua necesidad de tratamiento con Sintrom®. La presión arterial debe ser inferior a 140/90. Se prescriben betabloqueantes de por vida a todos los pacientes que no tengan contraindicación médica, ya que se asume que esto evita o hace más lenta la dilatación de la aorta.

Dependiendo del grado de afectación del paciente podrá realizar un tipo u otro de ejercicio físico. En general, deportes de impacto (máquinas de gimnasio, pesas, etc.) o violentas o de competición (artes marciales, rugby, etc.) no son aconsejables, pero sí son saludables los moderados, como caminar, nadar, ir en bicicleta, etc., realizados de manera regular. El ejercicio moderado regular ayuda también a prevenir otras molestias, como por ejemplo el dolor de espalda que sufren la mitad de los pacientes.

En un 60% -70% de los casos, las personas son altas, con dedos muy largos y, debido a la laxitud de sus ligamentos, desarrollan fácilmente problemas traumatológicos varios, como escoliosis, luxación y deformación de huesos.

También es importante un control oftalmológico. Un 40% de pacientes sufre miopía pero lo más importante es ir al oftalmólogo luego que tengan síntomas de otras molestias, para poder corregir de manera precoz problemas a los que están predispuestos, como el desprendimiento de retina o la subluxación (luxación parcial) luxación (total) en cristalino. La luxación total del cristalino aparece en un 60% de los pacientes y disminuye mucho su visión. Se pueden presentar complicaciones graves que lleven a la ceguera.

Ningún tratamiento específico no impide actualmente que se produzcan las manifestaciones de la enfermedad, aparte de los betabloqueantes que pueden retrasar el crecimiento de la aorta. Las complicaciones se tratan, pues, a medida que se van produciendo.

Causa del síndrome de Marfan: mutación genética

Es una enfermedad genética causada por una mutación en el gen FBN1, que determina la estructura de la fibrilina 1. Por lo tanto, aunque puede que no se diagnostique hasta más tarde, es una enfermedad que se sufre desde su nacimiento o bien se no la padece. Otra característica es que el tipo de mutación, aunque siempre sea el mismo gen para esta enfermedad, puede ser diferente, lo que provoca la expresión variable. En la actualidad no se conoce todavía el porqué de esta expresión variable en las personas con síndrome de Marfan. Sí se sabe que el hecho, en general, que un mismo gen pueda tener mutaciones diferentes es por su heterogeneidad alélica.

Parece que el síndrome de Marfan está relacionada con otra enfermedad rara genética, la aracnodactília. Al aracnodactília los dedos son anormalmente largos y delgados, sin a priori otros problemas de salud, asociada a mutaciones de los genes responsables de codificar las fibrilina 1 y 2. Es por eso que a veces está asociada, es decir, que una persona puede sufrir las dos enfermedades a la vez, con el síndrome de Marfan o con la homocistinuria, por ejemplo.

Herencia

El síndrome de Marfan no se contagia y únicamente puede adquirirse en el momento de la concepción, sea por una mutación genética espontánea o bien por herencia de un padre o madre que la padezca. Se estima que una quinta parte de los casos totales de síndrome de Marfan se deben a una mutación en un hijo de padres sanos mientras que las otras cuatro quintas partes son casos hereditarios.

Una pareja en la que ninguno de los dos miembros estén afectados de este síndrome tiene sin embargo sólo una probabilidad entre veinte mil de tener un hijo marfanoic. En cambio, como se trata de un gen dominante, si uno de los padres padece la enfermedad, si no se hace ninguna intervención de selección de óvulos o espermatozoides, cada hijo tiene una probabilidad entre dos de heredar la enfermedad.
incidencia

El síndrome de Marfan afecta a entre 6.000 y 8.000 personas en España.

Algunos pacientes no se contabilizan en esta categoría porque no cumplen los criterios diagnósticos clásicos establecidos por el síndrome de Marfan, aunque presentan alteraciones en algunos órganos. La incidencia de estos enfermos no es bien conocida.

Investigación

En el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona ha creado recientemente una Unidad especializada en esta enfermedad y que está integrada por diferentes especialistas en traumatología, genética, cirugía cardiaca, oftalmología, obstetricia y pediatría para el diagnóstico, tratamiento y mejora de la calidad y esperanza de vida de los pacientes, con el reto de avanzar en el diagnóstico, tratamiento y reproducción asistida del síndrome. En Madrid también existe una unidad similar, en el Hospital Doce de Octubre.

Cardiología

La mortalidad precoz de los enfermos de Marfan está directamente relacionada con la dilatación de la aorta ascendente secundaria, ya que debilita su estructura y funcionalidad, condicionante que un 40% de los pacientes presenten disección o rotura de la aorta. Para disminuir el riesgo de dilatación aórtica se piensa que estos pacientes deberían tratarse con beta-bloqueantes. Algunos estudios experimentales y clínicos parecen indicar que el fármaco Losartan® es mejor que el Atenolol® en la prevención de la dilatación de la aorta. En la actualidad los hospitales Vall d’Hebron y Doce de Octubre están realizando un estudio con enfermos de Marfan no operados, al que pueden participar todos los afectados de más de siete años, para estudiar cuál de los dos fármacos es mejor para tratar los tejidos de la aorta.

Genética

El Instituto Bernabeu, con sedes en Alicante y Murcia, alcanzó en febrero de 2006 el primer nacimiento mundial de un niño libre de padecer el síndrome de Marfan que sufría uno de sus progenitores. Lo hicieron mediante una técnica llamada, en inglés, Multiple Displacement Amplification (MDA), de la que este centro es pionero, el diagnóstico genético preimplantacional, es decir, al estudio de alteraciones cromosomàtiques y genéticas de la embrión, fecundado artificialmente (in vitro), antes de introducirlo en la madre.

Una de las limitaciones principales para concluir con éxito el diagnóstico genético preimplantacional de las enfermedades que se transmiten por un solo gen es la escasa cantidad de ADN disponible para realizar el diagnóstico, pero el desarrollo de la técnica Multiple Displacement Amplification permite solventar -la.

El síndrome de Marfan
Vota este artículo