La depresión post parto: Síntomas y Tratamiento

La depresión post parto o depresión postnatal es una depresión partida poco después de haber tenido un hijo, normalmente el primer mes del postparto. Se considera frecuente, ya que se estima que cerca de una de cada diez madres la padecen, pero en general son casos leves, los que no hay rechazo hacia el recién nacido.

depresion-post-parto-sintomas-tratamiento

Qué encontrarás en este artículo?

Tipos de depresión post parto

Existen dos tipos de trastornos depresivos postparto: la llamada depresión baby blues y la depresión postparto propiamente dicha: Baby blues, tristezas de la maternidad, o síntomas blues posparto: Una alteración leve en el estado de ánimo de la madre al posparto. Ésta, más que experimentar sentimientos de incapacidad o notar una falta de motivación, lo que suele expresar es mucha inestabilidad en el humor y una gran tendencia al llanto.

Con frecuencia presenta irritabilidad, ansiedad, dolor de cabeza, insomnio y se queja muy subjetivamente de falta de concentración. Es muy frecuente. No se considera una enfermedad propiamente dicha.

Síntomas de la depresión postparto

La depresión post parto es similar a cualquier otro tipo de depresión, con síntomas como tristeza, sentimientos de desesperanza y de minusvalía, insomnio, pérdida del apetito, lentitud de movimientos, pensamientos recurrentes sobre la muerte, síntomas físicos diversos (molestias digestivas, dolor de cabeza, cansancio) y mucha ansiedad. La característica principal de la depresión postparto, frente a las otras depresiones, es el momento vital en que ocurre, ya que se inicia en las primeras doce semanas después del parto.

Causas

Las causas concretas se desconocen, pero parece que puede tener relación con los cambios hormonales de la mujer durante el postparto. Otras cosas que pueden aumentar las posibilidades de sufrir una depresión posparto pueden ser la ausencia de apoyo familiar, la lactancia artificial o el hecho de haber sufrido ya antes episodios depresivos.

Se sabe también que el cúmulo de circunstancias después del parto; que incluyen la falta de sueño y el agotamiento, trastornos físicos (alteraciones de la tiroides, anemia, etc.) y una mala experiencia del parto (por sí mismo, puede desencadenar un estrés postraumático fuerte o una depresión el hecho de haber tenido un parto con fórceps o una cesárea no prevista, o un bebé prematuro, o un bebé que haya requerido ingreso hospitalario); pueden ayudar a favorecer la depresión. Por otra parte, la idea preestablecida de una maternidad idealizada y la presión social actual, en el mundo occidental, de las mujeres para ser perfectos o supermujeres, hace que éstas se sientan estigmatizadas y no sean capaces de pedir ayuda o de sincerar- con lo que las pasa.

Tratamiento de la depresión post parto

El baby blues no necesita medicación pero la depresión post parto hay que ser tratada como las otras depresiones. Si el tratamiento (medicamentos, apoyo psicológico, etc.) no es el adecuado, la depresión post parto suele alargarse por un período de seis a doce meses. No es frecuente, pero una depresión post parto no tratada puede empeorar a una psicosis postparto o psicosis puerperal.

Incidencia

La depresión postparto ocurre en aproximadamente un 10% de los postparto, una proporción que hace considerarla bastante frecuente.

La depresión post parto: Síntomas y Tratamiento
Vota este artículo