Parkinson: Síntomas, causas y tratamiento

La enfermedad de Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa de origen desconocido que fue descrita por el médico inglés James Parkinson en 1817. Suele aparecer en personas de edad avanzada. Produce una alteración progresiva del área del cerebro llamada sustancia negra provocando una disminución de la dopamina.

sintomas-parkinson-tratamiento
Enfermedad del parkinson

Causas

Suele ser debido a la acumulación de una proteína presináptica en las neuronas, una sinucleína alfa, que impide la transmisión de la dopamina en los ganglios basales. La aparición de la enfermedad puede estar ligada a la herencia genética (entre un 1-2% de los casos) para mutaciones de los genes que ocupan los locus PARK1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9 y 10. Según el gen, la enfermedad es autosómica dominante o autosómica recesiva.

La aparición de la enfermedad también depende de los factores ambientales. Recientemente se ha descubierto un gen, la dardarina, que puede provocar la enfermedad y se ha visto que es bastante presente en España.

La edad es un factor de riesgo importante. En 2012, tan sólo el 0,02% de las defunciones por enfermedad de Parkinson en los Estados Unidos se produjeron en personas de menos de 35 años, mientras que el 97,42% se produjeron en individuos de 65 años o más.

Epidemiología

En España hay 100.000 enfermos de Parkinson. La enfermedad suele aparecer a los 55 años. Afecta a un 1% de las personas mayores de 60 años y un 0,4% en las de 40.

Síntomas de parkinson

Se caracteriza por una rigidez muscular, pérdida de los movimientos automáticos primarios, bradicinesia, inestabilidad, temblores (presentes en un 85% de los enfermos de Parkinson) y otros síntomas. La disminución del parpadeo y la aparición gradual de nuevos síntomas es un punto más para sospechar la presencia de la enfermedad.

En cuanto a los aspectos no motores, se ve que el enfermo de Parkinson presenta depresión y ansiedad, tiene alteraciones cognitivas y trastornos del sueño. También tienen dolor en las extremidades. Sufren anomalías cognitivas, les es costoso hacer mecanismos mentales más o menos complejos. Esto termina afectando también al habla, ya que cuesta y es un esfuerzo para el enfermo.

Su curso es crónico y progresivo. Aunque a veces puede tardar hasta quince años a afectar significativamente al enfermo, sobre todo si la enfermedad coge a una edad poco avanzada.

Diagnóstico

Actualmente no existen pruebas sanguíneas o de laboratorio que ayuden a diagnosticar la enfermedad de Parkinson esporádica. Por ello, el diagnóstico se basa en la historia clínica y en un examen neurológico preciso.

La enfermedad a veces puede ser difícil de diagnosticar con precisión. Los signos y síntomas tempranos de Parkinson a veces pueden ser atribuidos a los efectos del envejecimiento normal. Otros síntomas parecidos a la enfermedad de Parkinson, en realidad son enfermedades degenerativas o no con características similares, pero que requieren de tratamientos diferentes. Para establecer el pronóstico, informar y aconsejar a la persona enferma y la familia y poner en marcha el mejor tratamiento es fundamental hacer un diagnóstico preciso. A veces, los neurólogos especialistas en trastornos del movimiento solicitan ecografías del tronco cerebral, pruebas de neuroimagen dinámicas, o pruebas de laboratorio que permiten una mejor aproximación del diagnóstico, afirmando o descartando otras enfermedades.

Tratamiento del parkinson

No hay un tratamiento curativo de la enfermedad de Parkinson, pero sí medidas estabilizadoras y control de los síntomas. El tratamiento farmacológico para la enfermedad de Parkinson incluye tres categorías: fármacos que funcionan directa o indirectamente para aumentar el nivel de dopamina en el cerebro (levodopa); fármacos que actúan sobre otros neurotransmisores corporales para aliviar síntomas como los temblores y la rigidez muscular, y medicamentos que ayudan a controlar los síntomas no motores de la enfermedad, tales como la depresión y la ansiedad.

En los primeros años de tratamiento la respuesta a la levodopa y otros agonistas dopaminérgicas es muy buena. Posteriormente el beneficio se mantiene pero pueden aparecer complicaciones de tipo motor como las fluctuaciones y discinesias, o psiquiátricas (alucinaciones, delirios, alteración deterioro cognitivo). En las fases avanzadas de la enfermedad el tratamiento es más complicado.

La cirugía se utiliza en las personas con la enfermedad avanzada para quienes la terapia farmacológica ya no es suficiente. Los estudios en las últimas décadas han llevado a grandes progresos en las técnicas quirúrgicas.

Parkinson: Síntomas, causas y tratamiento
Vota este artículo