Síntomas y tratamiento para hernia discal

La hernia discal es una enfermedad del disco intervertebral cuando a través de una ruptura o fisura posterior de su anillo fibroso el núcleo pulposo se desplaza hacia la raíz nerviosa. Pueden ser contenidas (solo deformación, también llamada protrusión discal) o con rotura. Cuando el disco presiona la raíz, se producen lesiones neurológicas. Es mucho más frecuente en los dos y tres últimos discos intervertebrales.

hernia-discal-tratamiento
Síntomas de hernia discal

Síntomas de hernia discal

Los síntomas de hernia discal dependen de si el dolor se produce por la compresión hecha sobre las raíces nerviosas o si se produce por la compresión de la médula espinal.

Síntomas por compresión de una raíz nerviosa

  • Dolor, a menudo intenso
  • Paresia o parálisis (disminución o abolición de la fuerza del grupo muscular dependiendo de la raíz)
  • Parestesias (hormigueos)

En la región lumbar baja ocasiona la ciática.

Síntomas por compresión de la médula espinal

  • Pérdida de sensibilidad en la parte del cuerpo localizada por debajo del nivel de la compresión
  • Espasmo muscular

Causas de la hernia discal

Las principales causas de hernia discal son las siguientes:

  • Degeneración del disco
  • Microtraumatismos
  • Traumatismos: caídas
  • Un esfuerzo importante, por ejemplo al levantar un peso, suele ser la causa de que un disco ya lesionado acabe de fisurarse

Tratamiento para hernia discal

El principal tratamiento para una hernia discal es guardar reposo durante un período corto de tiempo, analgésicos, y seguido de fisioterapia. Gran parte de las personas que sigan estos proceso se recuperarán y no serán necesarios otros tratamientos para la hernia discal. Algunos pacientes pueden necesiar recibir otro tratamiento adicional, como inyecciones de esteroides o incluso la cirugía.

Medicamentos

Un tratamiento para la hernia discal a base de medicamentos, puede ayudar a aliviar el dolor. El médico puede recetar:

  • Antiinflamatorios no esteroides para el control del dolor a largo plazo
  • Narcóticos si el dolor es intenso
  • Medicamentos para calmar los nervios
  • Relajantes musculares para mitigar los espasmos de la espalda

Modificaciones en los hábitos de vida

Hacer ejercicio a diario y una alimentación sana y equilibrada son imprescindibles para mejorar y prevenir el dolor de espalda, teniendo más importancia todavía si se tiene sobrepeso.La fisioterapia puede resultar clave para los pacientes con hernia discal. Los fisioterapeutas le enseñarán la mejor forma de levantar objetos pesados, caminar, vestirse y desempeñar otras actividades cotidianas para que la espalda no sufra tanto. Además, le guiarán sobre cómo fortalecer los músculos de la espalda para una mejor protección de la columna.

Cuidados de la espalda

  • Reduzcir la actividad física durante los primeros días y volver a la actividad normal paulatinamente.
  • Evitar levantar cosas muy pesadas.
  • Tras 2 o 3 semanas, empiezar a hacer ejercicio regularmente.

Inyecciones

En algunos casos, las inyecciones de medicamentos esteroides en la zona donde se localiza la hernia discal pueden aliviar el dolor durante algunos meses. Éstas, reducen la inflamación que se produce alrededor del disco y alivian muchos síntomas de hernia discal.

Cirugía

Se puede recurrir a la cirugía como última opción si los síntomas de hernia discal no desaparecen con otros tratamientos. La cirugía empleada para la hernia discal se llama discectomía y consiste en extirpar parte o todo un disco.

Síntomas y tratamiento para hernia discal
Vota este artículo