Osteoporosis: Causas, síntomas y tratamiento

Qué es la osteoporosis?

Qué encontrarás en este artículo?

La osteoporosis es una enfermedad de los huesos que conduce a un mayor riesgo de fractura. En la osteoporosis la densidad mineral ósea (DMO) está reducida, la microarquitectura del hueso se rompe, y alteran la cantidad y variedad de proteínas en el hueso.

osteoporosis-causas-sintomas-tratamiento

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la osteoporosis en la mujer como una densidad mineral ósea 2,5 desviaciones estándar por debajo de la masa ósea máxima (la media en la mujer sana de 20 años). La DMO se mide por tomodensitometria. El término “osteoporosis establecida” incluye la presencia de una fractura por fragilidad. La osteoporosis es más común en mujeres después de la menopausia (osteoporosis postmenopáusica), pero también puede desarrollarse en los hombres, y puede ocurrir en cualquier edad. Cuando se produce por presencia de trastornos hormonales y otras enfermedades crónicas, o como resultado de medicamentos, especialmente los glucocorticoides, entonces se le llama “osteoporosis inducida por glucocorticoides”.

Teniendo en cuenta su influencia en el riesgo de fractura por fragilidad ósea, la osteoporosis puede afectar significativamente la esperanza de vida y la calidad de vida.

La osteoporosis se puede prevenir con los cambios de estilo de vida, ya veces con suplementos nutricionales. En personas con osteoporosis, el tratamiento suele implicar las dos prevenciones. Un cambio de estilo de vida contempla aspectos locomotoras y nutricionales. En cuanto a los primeros, figuran: el ejercicio físico y la prevención de caídas, con ejercicios para tonificar los músculos andadores, para mejorar la propiocepción y terapias de equilibrio. En cuanto a los suplementos, calcio, vitamina D, bifosfonatos, etc. La osteoporosis es un componente del síndrome de fragilidad.

Fisiopatología de la osteoporosis postmenopáusica

En la menopausia, el déficit de estrógenos acelera la remodelación ósea, que es el proceso por el que se renuevan constantemente los componentes del hueso, aumentando sobre todo la fase de resorción (fase de destrucción, donde hay actividad osteoclástica). Esto, unido a una mala formación ósea, parece ser la causa principal de la osteoporosis postmenopáusica.

El estrógeno tiene funciones específicas a nivel de órgano, tejido y célula. A nivel de órgano actúa conservando la masa ósea. A nivel tisular mantiene en equilibrio los índices de formación y resorción ósea -se forma a la misma velocidad que se destruye. A nivel celular afecta a la generación, tiempo de vida y función de los osteoclastos y los osteoblastos. Por un lado disminuye la formación y la actividad de los osteoclastos y aumenta la apoptosis. Por otro lado aumenta la formación y la actividad de los osteoblastos.

El estrógeno actúa a través de dos receptores: el receptor de estrógeno alfa (ERα) y el beta (ERβ). Los receptores α parecen ser los más decisivos en la remodelación del hueso y se ha comprobado que SNPs en ERα pueden afectar a la densidad mineral ósea y la frecuencia de pérdida de hueso, aumentando la fragilidad del hueso.

En déficit de estrógeno, hay una remodelación ósea desequilibrada, ya que se prolonga la fase de resorción y acorta la de formación. Asimismo, un déficit de estrógenos produce citoquinas proinflamatorias como IL-1, IL-6 o TNF-α que inducen una mayor resorción ósea.

Los osteoblastos regulan positivamente los osteoclastos mediante la unión de su ligando RANKL con el receptor RANK -en la superficie de los osteoclastos- lo que promueve su proliferación. No obstante, los osteoblastos secretan una proteína, osteoprotegerina (OPG), que neutraliza su propio RANKL. Un déficit de estrógenos disminuye OPG, y hace aumentar RANK. Además, el incremento de IL-1 y TNF-α aumenta la concentración de RANKL y también hace disminuir OPG. Todo esto promueve una mayor formación osteoclástica y degradación asociada.

Prevención

Las medidas no farmacológicas han demostrado su eficacia.

  • Retrasar el envejecimiento del esqueleto requiere un estilo de vida saludable basado fundamentalmente en tres ejes:
    • Garantizar un aporte suficiente de calcio en la dieta.
    • Optimizar la absorción y la fijación del calcio en huesos: con un aporte suficiente de vitamina D y la toma del sol.
    • Hacer ejercicio físico moderado.
  • Previniendo las caídas (y así las fracturas que suceden en los huesos con osteoporosis u osteopenia):
    • Tratando enfermedades o circunstancias personales que las eviten. Por ejemplo: tratar los déficits sensoriales (como pueden ser unas cataratas), corregir déficits de la marcha (ya sean musculares, la atrofia, o articulares, artrosis) si es posible, tener cuidado de no dar fármacos que puedan dar hipotensión postural.
    • Evitando situaciones de peligro: no subir en escaleras de mano, poner barandillas en las escaleras que no tengan y tiradores en el lavabo y baño, adecuar el baño con un plato de ducha y sacando la bañera (que implica hacer un cierto equilibrio para entrar -hay), evitar alfombras donde uno se pueda tropezar, procurar que los suelos no patinen, poner los interruptores de las luces al alcance que eviten caminar a oscuras, ir a comprar llevando demasiadas cosas o de peso, etc.

Tratamiento de la osteoporosis

Hay varios medicamentos usados ​​para tratar la osteoporosis, en función del sexo. Estos pueden ser clasificados como agentes antirresortivos (anticatabólico) o anabólicos (osteoformadors) del hueso. Los agentes antirresortivos trabajan principalmente mediante la reducción de la resorción ósea, mientras que los agentes anabólicos desarrollan los huesos (en lugar de inhibir la resorción). Un problema importante es conseguir que los pacientes con osteoporosis sigan el tratamiento a largo plazo; el cincuenta por ciento de los pacientes no lo hacen, y la mayoría lo suspenden dentro del primer año.

Fármacos antirresortivos

  • Bifosfonatos:
    • Junto con las sales de calcio, son los más utilizados.
  • Análogos estrogénicos
    • Terapia hormonal sustitutoria.
  • Raloxifeno
  • Calcitonina

Fármacos anabólicos

  • Teriparatida
    • Es un ADN recombinante de la hormona paratiroidea.
  • Sales de calcio
  • Fluoruro de sodio

Otros fármacos

De diagnóstico hospitalario

  • Inhibidores RANKL
    • Denosumab (Prolia®, Xvega®), con riesgo de osteonecrosis del maxilar y de infecciones cutáneas.
  • Ranelato de estroncio (Osseor®, Protelos®), de seguimiento especial por el riesgo cardiovascular.
Osteoporosis: Causas, síntomas y tratamiento
Vota este artículo