Tratamiento para la Infección Urinaria

Recibir un tratamiento de la infección urinaria oportuno es un factor importante para evitar complicaciones.

tratamiento infeccion urinaria
Tratamiento para la infección urinaria

¿Qué es una Infección Urinaria?

Una infección urinaria es la invasión de gérmenes patógenos en el tracto urinario. La infección es ocasionada por bacterias generalmente, y por hongos y virus en menor proporción. Puede existir una infección urinaria de vías bajas o una de vías altas.

Infección Urinaria de Vías Bajas

Este tipo de infección es cuando los microorganismos se localizan en la vejiga, denominado cistitis; en próstata, denominado prostatitis; o en la uretra, denominado uretritis.

Infección Urinaria de Vías Altas

Este otro tipo se da cuando la invasión microbiana se extiende a la pelvis y el parénquima renal, dando lugar a una pielonefritis.

El adecuado tratamiento de la infección urinaria en el primer diagnóstico de la enfermedad es fundamental, lo que se busca es evitar una reincidencia en el paciente o una complicación. En las mujeres es común las recaídas.

Infección Urinaria en el Embarazo

El tratamiento para la infección urinaria en el embarazo debe emplearse a tiempo debido ya que existe mayor probabilidad de que la infección se extienda a los riñones. La posición del tracto urinario en el embarazo ocasiona un paso de bacterias con mayor facilidad; otro factor son los cambios hormonales.

Una demora en el tratamiento amenaza la salud de la madre y la vida del bebé. Una infección urinaria puede ser la causa de un nacimiento prematuro, es por ello que las embarazadas deben incluir un examen general de orina en su primer control prenatal así podrán iniciar el tratamiento de la infección urinaria antes de que se extienda y genere complicaciones.

Infección Urinaria en Niños

En los niños tiende a confundirse los síntomas de infección urinaria con otros trastornos. Debido a que los infantes no pueden expresar con claridad lo que sienten, es necesario que los padres estén pendientes a ciertos factores que ayudarán al pronóstico. Un tratamiento para la infección urinaria en niños debe considerarse si se observa lo siguiente:

  • El infante no puede retener la orina.
  • La orina es turbia y con olor fuerte.
  • Está más irritable de lo normal.
  • Le da fiebre sin motivo y no baja.
  • Presenta falta de apetito.

Si no se inicia con el tratamiento de la infección urinaria en esta primera etapa, el niño corre el peligro que la infección llegue a sus riñones, entonces presentará más síntomas:

  • Escalofrío con temblores.
  • Nauseas y vómitos.
  • Dolor intenso en la zona abdominal.
  • Dolor en la espalda o en el costado.
  • Fiebres altas.

Exámenes para Diagnosticar la Infección

Al presentarse en la clínica médica, el paciente puede esperar las siguientes pruebas:

  • Un examen físico para determinar los lugares donde se presenta dolor y/o enrojecimiento.
  • Se pide una muestra de orina al paciente. Si se trata de un niño pequeño puede emplearse una sonda o una recolección supra-púbica.
  • Un urocultivo, es un análisis completo sobre la orina que permite tener mayor certeza en el tratamiento de la infección urinaria a emplear.
  • Si el médico considera necesario recurrirá a la citoscopia. Consiste en introducir un tubo a través de la uretra. Permite ver el estado de la vejiga y uretra.
  • Radiografía del riñón, llamado urografía. Previamente inyectan una sustancia que facilita su visualización.
  • Ecografía abdominal, que consiste en ultrasonidos del abdomen.

Tratamiento para infección urinaria

Cuando se detecta una infección urinaria, con el fin de contrarrestar el daño provocado por el agente externo y evitar que la infección se propague hacia otras partes del tracto urinario, se utilizarán antibióticos por un período que puede extenderse hasta 10 o 14 días, dependiendo del tratamiento para la infección urinaria que recomiende el médico.

Tratamiento para la Infección Urinaria
5 (100%) 1 voto