Síntomas y tratamiento para la sífilis

La sífilis o trepanomatosis es una enfermedad infecciosa de transmisión sexual que es causada por una bacteria espiroqueta Treponema pallidum del cual, desde 1998, se conoce la secuencia del genoma.

sintomas-tratamiento-sifilis
Sífilis

Tradicionalmente se ha considerado que el origen de la enfermedad era América y que fue extendida por los conquistadores europeos. Esta hipótesis está en revisión, ya que se han encontrado pruebas sobre huesos deformados por la enfermedad, de una afectación anterior en Inglaterra en el siglo XIV. A lo largo de los tiempos, la sífilis ha recibido muchos nombres alternativos que hacen referencia al supuesto lugar de donde venía la enfermedad: dolor napolitano, mal francés, mal inglés, mal español, dolor polaco, mal de los cristianos…

El nombre de “Syphilis” lo dio por primera vez Girolamo Fracastoro en 1530, sacado del nombre de un pastor de un poema de Leonardo da Vinci.

Se transmite casi siempre por vía sexual pero también se puede dar por vía congénita, de la madre al feto, y en algunos casos de infección por contacto. Los síntomas de sífilis son tan variados y coincidentes con otras afecciones que hasta la llegada del análisis serológico el diagnóstico era difícil. La sífilis sólo pudo ser tratada con éxito a partir del siglo XX con penicilina y otros antibióticos. Antiguamente se utilizaba mercurio que no era efectivo.

Qué encontrarás en este artículo?

Fases y síntomas de sífilis

Primaria

Inicialmente sin síntomas, periodo de incubación de unos 21 días, presenta después una úlcera firme e indolora en los genitales masculinos o femeninos, el recto o la boca según cuál haya sido el punto de transmisión, que desaparece en unas seis semanas.

Secundaria

Erupciones cutáneas de diversas partes del cuerpo que aparecen desde unos dos meses después de la infección primaria. También pueden aparecer otros síntomas de sífilis como dolor de cabeza, anorexia, meningitis y otras. En este estadio el paciente fácilmente puede contagiar a otra persona

Terciaria

Pueden aparecer después de un año de contraer la sífilis y hasta 10 años después. Crecen unas formas similares a tumores en cualquier parte del cuerpo, también en el esqueleto. Si avanza la enfermedad se presentan deformidades en las articulaciones y afecta los nervios y el corazón. Puede terminar en demencia.

Transmisión

La sífilis se puede contraer por contacto físico con una persona infectada durante las relaciones sexuales. La transmisión sólo aparece si se tiene contacto con las lesiones cutáneas y las mucosas de la sífilis en las fases primaria y secundaria (ver apartado “Síntomas”). El germen penetra en el cuerpo de la pareja sexual a través de la piel lesionada o por las mucosas. En el sitio de entrada, el germen se multiplica y produce la lesión sifilítica, y desde allí se difunde por el organismo a través de la sangre y el sistema linfático.

Sin tratamiento, el riesgo de transmisión es muy elevado durante las dos primeras fases de la sífilis. Las personas infectadas de sífilis y que no están tratadas, pueden transmitir la infección durante el primer, y hasta el segundo año de la infección, periodo en el que son factibles las recaídas. Por otra parte, una persona puede tener la sífilis y no saberlo porque no tiene ningún síntoma o los síntomas de sífilis son muy leves y, sin embargo, la puede transmitir a otras personas.

Diagnóstico

Generalmente es suficiente un análisis de sangre para determinar si una persona está infectada o no. Las pruebas de laboratorio detectan en la sangre los anticuerpos que se generan contra la infección. Normalmente son positivas de cuatro a seis semanas después de contraer la sífilis. El médico hará el diagnóstico con los resultados de las pruebas junto con los de la exploración física.

Es recomendable que cualquier persona que crea que puede haber estado expuesta a la sífilis o que sospeche que la ha contraído se realice esta prueba, y en mayor medida cuando se trata de mujeres embarazadas y personas con infección por el virus de la inmunodeficiencia humana, debido a las complicaciones que la sífilis les puede comportar.

Tratamiento para la sífilis

La sífilis se puede curar con tratamiento antibiótico. Lo más frecuente es que se cure con una sola inyección de penicilina. Paralos pacientes alérgicos a la penicilina existen otros antibióticos disponibles para tratar la sífilis. Se recomienda no tener contactos sexuales hasta terminar el tratamiento (al cabo de siete días si es una inyección única) y hasta que el chancro sifilítico y las otras lesiones en la piel y las mucosas estén curados.

La sífilis es más fácil de curar en los primeros estadios o fases, por lo que conviene diagnosticarla y tratarla lo antes posible. Además, las parejas deben ser informadas y, en caso de considerarse necesario, ser tratadas. Únicamente de este modo se rompe la cadena de nuevas infecciones.

El hecho de que una persona haya tenido sífilis una vez no la protege de volver a tener de nuevo si se expone, aunque se haya curado bien con tratamiento antibiótico.

Síntomas y tratamiento para la sífilis
Vota este artículo