Mononucleosis infecciosa

La mononucleosis infecciosa o fiebre glandular, conocida popularmente como enfermedad del beso, es una enfermedad que se caracteriza por fiebre, dolor de garganta y cansancio. Es causada por el virus de Epstein-Barr (EBV), que afecta a los linfocitos B, produciendo una linfocitosis reactiva y linfocitos T anormales (cuerpos de Downey). El virus se transmite por individuos asintomáticos a través de la sangre o de la saliva (de ahí el nombre popular de enfermedad del beso).

mononucleosis-infecciosa-sintomas
Mononucleosis infecciosa

Historia

Qué encontrarás en este artículo?

El término mononucleosis infecciosa fue introducido en 1920, cuando se describió un síndrome caracterizado por fiebre, limfadenomegàlies, fatiga y linfocitosis en seis pacientes. En 1968, Henle demostró que el virus de Epstein-Barr era el agente etiológico de los síndromes mononucleòsides (SMN) asociadas con la presencia de anticuerpos heterofilia.

Agentes causales

Virus Epstein-Barr (VEB) 80-90% • Citomegalovirus (CMV) 5-7% • Primoinfección VIH infrecuente • Toxoplasma gondii infrecuente • virus herpes humano 6 (VHH-6) infrecuente

Variantes atípicas de la mononucleosis

En niños pequeños, la enfermedad suele ser asintomática. El curso de la enfermedad puede también ser crónico, ya que algunos pacientes sufren los síntomas de la enfermedad durante meses o años. Esta puede derivar extrañamente a la mononucleosis se conoce como Síndrome crónica de la fatiga o Síndrome de EBV.

Mortalidad

En los países desarrollados la muerte debido a la mononucleosis es muy extraña. Las complicaciones mortales que se pueden dar son la ruptura del bazo, infecciones bacterianas, insuficiencia hepática y el desarrollo de miocarditis viral.

Tratamiento para la mononucleosis infecciosa

Autocuidado

La mononucleosis infecciosa es generalmente autolimitada y sólo se utilizan tratamientos de apoyo sintomáticos. Se recomienda descanso durante la fase aguda de la infección, y la actividad se puede reanudar una vez los síntomas agudos han desaparecido. Sin embargo, se deben evitar la actividad física intensa y los deportes de contacto para reducir el riesgo de rotura esplénica, al menos un mes después de la infección inicial o la esplenomegalia haya resuelto, según lo determine el médico tratante.

Medicamentos

En cuanto a los tratamientos farmacológicos, se pueden utilizar antiinflamatorios no esteroides (AINE) como el ibuprofeno, para reducir la fiebre y el dolor. Los corticoesteroides, generalmente hidrocortisona o dexametasona, no se recomiendan para uso rutinario, pero pueden ser útiles en las complicaciones, si hay un riesgo de obstrucción de vía aérea, trombocitopenia severa o anemia hemolítica. Hay poca evidencia para apoyar el uso de aciclovir, aunque puede reducir la propagación viral inicial. Sin embargo. recientemente el valaciclovir ha demostrado reducir o eliminar la presencia del virus de Epstein-Barr en pacientes afectados con mononucleosis aguda, lo que da lugar a una disminución significativa de la severidad de los síntomas. No se utilizan antibióticos porque son ineficaces contra las infecciones virales. Es más, la ampicilina y la amoxicilina están relativamente contraindicadas en el caso de infecciones bacterianas que coincidan con la mononucleosis, porque pueden provocar erupciones alérgicas.

Mononucleosis infecciosa
Vota este artículo