Enfermedad de Chagas o tripanosomosis americana

La enfermedad de Chagas o tripanosomiasis americana, conocida también como «mal de los pobres», es una Protozoosis causada por el Trypanosoma cruzi. Es una enfermedad ampliamente distribuida por América del Sur que se transmite mediante las heces infectadas de insectos de los géneros Rhodnius y Triatoma. Infecta las células de glándulas del sistema nervioso y puede provocar lesiones importantes en el esófago, el corazón y al intestino grueso.

enfermedad-chagas
Enfermedad del chagas

El parásito entra en la sangre y es capaz de llegar al corazón, establecerse y dañar la fibra del músculo cardíaco. Esto, a largo plazo, puede provocar graves problemas en el bombeo de la sangre (miocardiopatías). Se calcula que del total de los infectados, entre el 1% y el 3% desarrolla cuadros agudos. El 30% presenta cuadros crónicos, que se notan a nivel cardíaco con el paso de los años. Para evitar la extensión de la enfermedad se debería aprobar un protocolo de vigilancia y asegurar un suministro mínimo de medicinas paliativas para los casos agudos. Muchas ONG, acusan las multinacionales farmacéuticas de no investigar suficientemente la enfermedad, ya que muchos de los enfermos son personas con pocos recursos económicos.
En la película Invisibles, que retrata cinco problemas olvidados en el primer mundo, Isabel Coixet basa su colaboración en esta enfermedad.

Qué encontrarás en este artículo?

Descripción

La enfermedad de Chagas es una enfermedad causada por un parásito (el Trypanosoma cruzi) que se transmite mediante la picadura de un insecto (una chinche). Puede afectar al sistema nervioso y provocar lesiones importantes en el esófago, el corazón o en el intestino grueso. En la mayoría de los casos (alrededor de un 60%) la persona infectada no presenta síntomas.

La enfermedad fue descubierta en 1909 por el médico brasileño Carlos Ribeiro Justiniano Chagas (desde 1.879 hasta 1.934), quien la investigó y murió a causa de ésta.

La enfermedad es endémica en América Latina, donde se ha detectado la presencia del insecto en zonas rurales y semi-rurales. Los 21 países donde se puede encontrar este insecto en la naturaleza son: Argentina, Belice, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana Francesa, Guyana, Honduras, Nicaragua, México, Paraguay, Panamá, Surinam , Perú, Uruguay, Venezuela y Chile. Debido a las migraciones de personas infectadas en zonas no endémicas y los viajes a zonas endémicas, en los últimos años se han detectado muchos casos de enfermedad de Chagas en Cataluña, otras regiones de España y otros países.

Transmisión

La infección se transmite principalmente a través de la picadura de una chinche. También se puede transmitir durante el embarazo, de la madre al hijo. La transmisión puede ocurrir en cualquier fase de la enfermedad materna y durante todo el ciclo de gestación, incluso durante el parto. Hay otras vías de transmisión, como las transfusiones de sangre, o los trasplantes de órganos o tejidos, que se producen cuando el donante es una persona infectada. Por eso la legislación sanitaria regula las donaciones de donantes originarios de zonas endémicas.

Síntomas

La enfermedad de Chagas tiene dos fases claramente diferenciadas, la fase aguda y la crónica. La fase aguda se produce raramente (entre un 1% y un 3% de los casos) y dura unos dos meses después de contraerse la infección, aunque normalmente se pasa directamente a la fase crónica. Los síntomas pueden ser: Fiebre Sensación de indisposición general (malestar general) Inflamación de los párpados

Después de la fase aguda, o en aquellos casos que no han presentado ningún síntoma, la enfermedad pasa directamente a la fase crónica que, si no se trata, seguirá toda la vida. En un 60% de los casos los pacientes pueden no presentar ningún síntoma (forma indeterminada) o, en un 30-40% de los casos, la enfermedad puede afectar el sistema digestivo, el cardíaco o neurológico. Cuando los síntomas se presentan, pueden incluir: Dolor abdominal Dificultad para deglutir Estreñimiento Alteraciones del ritmo cardíaco Insuficiencia cardíaca.

Diagnóstico

Es muy importante hacer un diagnóstico precoz de la enfermedad, pues los índices de curación alcanzan casi el 100% en los casos agudos. En los casos crónicos, sin embargo, el tratamiento es mucho menos eficaz. El diagnóstico se puede hacer a través de tests parasitológicos (directos o indirectos) y métodos serológicos. Entre las pruebas parasitológicas directas está la gota fresca, la gota gruesa y el frotis o extensión. Entre las pruebas indirectas está el cultivo del tejido afectado (biopsias), el cultivo de sangre y los métodos moleculares. Los métodos serológicos son los más recomendados para diagnosticar la enfermedad en fase crónica y se basan en la determinación de anticuerpos contra antígenos específicos.

Tratamiento

El fármaco utilizado en Cataluña para el tratamiento de la enfermedad de Chagas es el benzonidazol. En caso de contraindicación o efectos secundarios se puede usar el nifurtimox. La eficacia de los tratamientos disponibles es inversamente proporcional al tiempo de evolución de la enfermedad; los fármacos son muy eficaces durante el primer año de vida y en la fase aguda, pero la eficacia disminuye con el tiempo de infección.

En niños menores de un año, la eficacia del tratamiento es casi del 100%, y en menores de 12 años es del 60%. En la fase crónica, la eficacia es de un 25% y puede ser útil para ralentizar la progresión de la enfermedad y reducir el riesgo de transmisión.

Enfermedad de Chagas o tripanosomosis americana
Vota este artículo