Aspergilosis

Aspergilosis es el nombre dado a una amplia variedad de micosis producidas por el hongo del género Aspergillus. Las formas más comunes son la aspergilosis broncopulmonar alérgica, la aspergil·loma pulmonar y la aspergilosis invasiva. La mayoría de los seres humanos inhalan las esporas de Aspergillus cada día. La aspergilosis se desarrolla principalmente en las personas que están inmunodeprimidas, ya sea por enfermedad o por medicamentos inmunosupresores, y es una causa principal de muerte en la leucemia aguda y en el trasplante de células madre hematopoyéticas. Por el contrario, también puede desarrollarse como una respuesta alérgica. La causa más común es el Aspergillus fumigatus.

aspergilosis
Aspergilosis

Síntomas

Qué encontrarás en este artículo?

El aspergiloma pulmonar puede no causar ningún síntoma y puede ser descubierto sólo con una radiografía de tórax. O puede causar tos repetida con sangre (hemoptisis) y, a veces sangrado grave, incluso mortal. Una infección rápidamente invasiva por Aspergillus en los pulmones a menudo provoca tos, fiebre, dolor torácico y dificultad para respirar (disnea).

La aspergilosis que afecta a los tejidos más profundos es muy grave. Los síntomas incluyen fiebre, escalofríos, shock, delirio, y coágulos de sangre. La persona puede desarrollar insuficiencia renal, insuficiencia hepática, y disnea. La muerte puede ocurrir rápidamente.

La aspergilosis del canal auditivo produce una otitis externa, con prurito y en ocasiones dolor. La aspergilosis de los senos produce una sinusitis.
Además de los síntomas, una radiografía o una tomografía computarizada (TC) de la zona infectada proporciona pistas para hacer el diagnóstico. Siempre que sea posible, el médico envía una muestra de material infectado a un laboratorio para confirmar la identificación del hongo.

Diagnóstico

En la radiografía de tórax y en la tomografía computarizada, la aspergilosis pulmonar clásicamente se manifiesta por un contorno de aire en forma de media luna alrededor del aspergil·loma. En pacientes hematológicos con aspergilosis invasiva, la prueba de Galactomanano puede hacer el diagnóstico de una manera no invasiva.

Tratamiento

Antifúngicos como anfotericina B, caspofungina, flucitosina, itraconazol, voriconazol se utilizan para tratar esta micosis. Para casos severos de la aspergilosis invasiva se propone la combinación de voriconazol y caspofungina como tratamiento de primera línea.

Aspergilosis
Vota este artículo