lentejas-propiedades

Las lentejas son una legumbre de delicioso sabor y un sinfín de elementos beneficiosos para cuidar y mantener el mejor estado de salud. De diferentes maneras se pueden disfrutar y en todas las etapas de la vida tiene aportes específicos que favorecen nuestro bienestar. Mujeres, hombres, niños y adultos deben incluir, este alimento rico en nutrientes, en sus dietas diarias.

Beneficios y Propiedades de las lentejas

  • Probablemente las lentejas sean uno de los legumbres más completos que podemos comer sin preocupación. Estas contienen un número considerable de proteína por lo tanto los vegetarianos las comen para suplir a la carne. Las lentejas contienen aminoácidos que ayudan a la digestión; su contenido en ácidos nucleicos ayudan a renovar células de la piel evitando el envejecimiento.
  • Las Lentejas ayudan a mantener equilibrados los niveles de azúcar hecho por cual se recomiendan a las personas con diabetes porque reduce la necesidad en los niveles de insulina.
  • Las personas con obesidad las pueden consumir ya que producen sensación de saciedad evitando la comida otro tipo de alimentos entre horas con más calorías.
  • Las lentejas son un eficiente afrodisíaco ya que aumentan la libido y mantienen la erección.
  • Las lentejas protegen el sistema nervioso y ayudan a equilibrar el estado de ánimo.
  • Contienen 25% de fibras solubles, lo que contribuye a reducir el colesterol.
  • Los hidratos de carbono son los más abundantes y están formados fundamentalmente por almidón. Contienen un 65% por cada 100 g de materia seca.
  • Son ricas en vitaminas C, B1, B3 y B6.
  • Contienen hierro, fósforo, cobre, zinc, selenio (antioxidante), magnesio, ácido fólico, triptófano (aminoácido esencial).
  • Son deficitarias en metionina (aminoácido esencial), pero si se combinan con cereales como el arroz, se convierten en proteínas de alto valor biológico.
  • Para aquellas personas que siguen una alimentación vegetariana, las lentejas son una de las fuentes más importantes y destacadas de hierro, ya que está combinado con los aminoácidos.
  • Son imprescindibles para personas con anemia, ya que su abundancia en hierro es fácilmente asimilable. Sin embargo, si bien son muy nutritivas, se recomienda no consumir cantidades ciertamente excesivas.
  • Por último debemos destacar que esta legumbre ayuda a las personas que hacen grandes esfuerzos mentales de manera que los estudiantes se ven beneficiados al consumirlas.

Las lentejas, fuente de nutrientes

Esto se debe a que contiene vitaminas del grupo B, reducen el colesterol, y esto incide en la prevención de enfermedades cardíacas. También, mantiene los niveles de azúcar en los niveles correctos, contribuye a prevenir la hipertensión e incluso el cáncer de mama, gracias al ácido fólico. Además, contiene potasio que no permite la retención de líquidos, tiene un alto contenido en fibra que facilita la digestión, y fortalece el sistema nervioso.

Asimismo, para las personas que desean adelgazar son excelentes, pues poseen muy pocas grasas y con solo comer una pequeña cantidad se obtiene una sensación de saciedad. También incluye hierro en su composición, que previene la anemia. Hasta es perfecta para combatir los síntomas de la depresión y el mal humor. Para los deportistas las lentejas son un alimento excepcional, ya que aporta la energía necesaria para llevar a cabo el ejercicio físico y uno de los alimentos más ricos en hierro.

De la misma manera, para los niños son magnificas, ya que influyen positivamente en su crecimiento, al igual que para las mujeres embarazadas. Cabe destacar, que para las personas mayores es un alimento predilecto, pues por ser blandas facilita su masticación, incluso se considera un antídoto para el envejecimiento.

Cómo consumir las lentejas

La forma de preparar o consumir las lentejas puede ser de una infinidad de maneras, todo depende del gusto y preferencia del comensal, se puede disfrutar de ellas en cremas, purés y ensaladas y es estupendo cuando se acompaña con cereales como el arroz. La cantidad recomendada es un ración entre 50 y 80 gramos, dos veces por semana.

Vota este artículo