Propiedades del brócoli y los beneficios en tu salud

propiedades-brocoli-beneficios

El brócoli es una hortaliza familia de las coles que posee gran cantidad de nutrientes para el beneficio del organismo. Tanto mujeres como hombres pueden disfrutar de sus diversas bondades con incluirlo en sus regímenes alimenticios. Posee tantas propiedades que es considerado como el elixir de la juventud. Vale la pena conocerlos e incluirlo como ingrediente principal de los platos diarios.

Propiedades del brócoli

En primer lugar, el brócoli contiene vitaminas A, C y E, ayuda en la prevención de diferentes tipos de cáncer, protege el corazón y la degeneración muscular, fortifica el sistema óseo y fortalece sistema inmunológico, por lo tanto previene las gripes frecuentes. Elimina colesterol malo, funciona como antiinflamatorio y es excelente para el sistema digestivo.

El brócoli, disminuye los infartos y los derrames cerebrales, trabaja de forma positiva para la salud ocular. Además, desintoxica y purifica la sangre, a la vez que mejora apariencia de la piel, pues la hace lucir más joven, suave y brillante.

De igual manera, ayuda a controlar la diabetes, es un gran complemento para bajar de peso, ya que es muy bajo en calorías, previene la anemia y el estreñimiento, debido al alto contenido de fibra que posee. Cabe destacar, que es perfecto para las mujeres embarazadas, ya que aporta gran cantidad de hierro y en el caso de los caballeros es perfecto para el buen funcionamiento de la próstata.

Información nutricional

Como otros miembros de la col (Brassica oleracea), los brócolis son muy nutritivos. Unos 100 gramos de brócoli tienen unas 20 calorías, dos gramos de proteínas, cuatro gramos de glúcidos, dos gramos de fibra dietética y una gran cantidad de vitamina C.

El brócoli, desde el punto de vista nutricional, puede ser considerado como fuente de ácido fólico y vitamina C. Una ración de brócoli de 200g, a pesar de estar cocido, aporta aproximadamente el 50% de las recomendaciones diarias ácido fólico y más del doble de los requerimientos diarios de vitamina C. Una ingesta insuficiente de ácido fólico puede producir anemia megaloblástica, y su deficiencia en el período periconcepcional asocia con un mayor riesgo de malformaciones congénitas fetales (defectos del tubo neural como espina bífida, problemas cardíacos , labio leporino, etc.). La relación entre el consumo de ácido fólico y el riesgo de enfermedades coronarias es todavía controvertida.

Ácido Fólico

El ácido fólico es necesario, en cualquier caso, para el normal funcionamiento de varias funciones fisiológicas. Su ingesta dietética puede reducir el cansancio y la fatiga y es necesario para que nuestro cuerpo sintetice ácidos nucleicos y aminoácidos.

Vitamina C

La ingesta dietética de vitamina C, por su parte, protege a las células del daño oxidativo y contribuye al normal funcionamiento de los sistemas nervioso e inmunitario. También contribuye a la absorción del hierro no-hemo y el normal rendimiento del metabolismo energético.

Fibra

Asimismo, aunque no puede considerarse como fuente de fibra, sí contiene una cantidad nada despreciable de este componente, y aporta pequeñas cantidades de diferentes minereales, entre los que cabe citar el potasio.

Potasio

La ingesta dietética de potasio es importante para el normal funcionamiento de las funciones muscular y neurológica. Así mismo, el potasio dietético contribuye al mantenimiento de una presión sanguínea dentro de los límites de la normalidad.

Se han identificado diferentes fitoquímicos, entre los que destacan los glucosilonatos / isotiocianatos / índoles. Sin embargo, los potenciales efectos beneficiosos de estas sustancias sobre la salud no han sido testados en humanos. También contienen cantidades sustanciales de carotenos sin actividad provitamínica pero con actividad antioxidante, como la luteína y la zeaxantina.

Además, el brócoli también contiene flavonoides como la quercetina. Un meta-análisis de estudios epidemiológicos concluye que aunque son necesarios más estudios, los flavonoides y especialmente la quercetina podría tener un papel importante en el efecto cardioprotector observado en algunas frutas y hortalizas.

Cómo comer brócoli

Se puede comer crudo, adobado en vinagre, en germinados o cocido. Si está ligeramente cocido conservará su coningut rico en clorofila.la, y esta contrarrestarà la formación de gases que resultan de su sulfuro. Los germinados de brócoli contienen mucha más cantidad de estas sustancias y es con lo que se ha demostrado la mayoría de beneficios.

Composición: 100 gramos de brócoli (crudo) tienen un 89% de agua, aportan 140 kilojulios de energía, 2,82 de proteínas, 0,37 g de grasa. 6,64 g de glúcidos, 2,6 g de fibra, 1,7 g de azúcares, 0,73 mg de hierro, 47 mg de calcio, 66 mg de fósforo, 316 mg de potasio, 89,2 mg de vitamina C y vitaminas A. B6, niacina y vitamina e entre otros.

Precauciones

  • El brócoli tiene 5 productos químicos bociògens (que hacen crecer la glándula tiroides) que interrumpe la capacidad del cuerpo para utilizar el yodo. Se recomienda evitar en casos en que se tenga deficiencia de la función del tiroides y cuando la dieta haya baja cantidad de yodo.
  • A pesar de que algunos autores han insinuado una relación entre el consumo de crucíferas y el cáncer de tiroides, un meta-análisis de la literatura científica ha concluido que no hay relación entre estos factores.
  • En personas sensibles, tomar una alta cantidad de estos vegetales puede producir flatulencias y algunos problemas digestivos leves y transitorios.
  • Pacientes que hacen tratamiento con sintrom (o warfarina): Por su contenido en vitamina K, como muchos otros vegetales (abogado, lechuga, productos de la soja, coles de bruselas, espinacas, col, berro, endivias) se recomienda que la cantidad que se come sea regular, es decir sin picos repentinos de consumo esporádico, para mantener los niveles del sintrom estables.

Recetas con brócoli

Respecto a su preparación el brócoli es un alimento muy versátil, pues con él se pueden llevar a cabo muchas y diferentes pero siempre deliciosas recetas. Se puede consumir en ensaladas, sopas o cremas, lo importante es lavarlo bien previamente y preparar preferiblemente la vapor.

En cuanto a la dosis recomendada es media taza diaria o de lo contrario, 3 veces a la semana. Lo importante es incluirlo en la alimentación, para además de su rico sabor ser beneficiario de sus increíbles dones.

Propiedades del brócoli y los beneficios en tu salud
Vota este artículo