Los efectos de la falta de sueño

falta-de-sueño

Está demostrado. A un tercio de los habitantes de este país les hace falta dormir.

El asunto se llama síndrome de sueño insuficiente y sus efectos van más allá que, simplemente, tener ojeras y bostezar todo el día.

Así lo advierte el presidente de la Asociación Colombiana de Psiconeurobiología del Sueño, Andrés Marín.

Dormir bien permite que el sistema inmune actúe mejor, “por eso los insomnes suelen enfermarse con mayor facilidad”, dice el especialista, solo por citar un ejemplo.

Es en la noche, mientras se duerme, cuando hormonas como la del crecimiento entran en acción.

Todo el sistema metabólico depende también de lograr un sueño reparador. E, incluso, más importante aún, pasar la noche en vela (por gusto o por obligación), altera y afecta los procesos cognitivos y la capacidad de estar alerta.

“Es más, afecta la emoción. Alguien que ha dormido poco puede estar más irascible, por ejemplo. O los pacientes psiquiátricos, pueden ver aumentados sus síntomas”, agrega Marín.

Incluso hay estudios que demuestran que las personas que llevan una vida con pocas horas de sueño son el doble de propensas a morir por una enfermedad cardíaca.

Datos e investigaciones sobre la falta de sueño

En 2004 se realizó una investigación en Sabaneta que encontró que el 21 por ciento de la población presenta problemas de insomnio.

Lo encontrado, afirma Marín, puede ser extrapolado a la población nacional. Es decir, que poco más de ocho millones de colombianos se pasan la noche dando vueltas en su cama sin lograr, por un instante, cerrar los ojos y soñar.

El 33 por ciento, además no logra dormir lo suficiente. Y Marín presenta otro dato: “este déficit de sueño afecta a un 25 por ciento de los estudiantes”.

Además hay que tener en cuenta que, por cada hora despierto, el cuerpo pide media de sueño.

Y cuando no se le da, el mismo organismo lo cobra. “Por eso uno se queda dormido en una conferencia o en cine… o manejando”, dice el investigador.

Incluso, en una investigación en curso con el grupo de Neurociencias de la Universidad de Antioquia, han detectado las implicaciones de la falta de sueño en los accidentes automovilísticos de la ciudad.

“Algo similar señaló el Fondo de Prevención Vial, pero para los conductores intermunicipales, pero hemos visto que también afecta a quienes manejas los buses en la ciudad, pues empiezan turnos a las dos o tres de la mañana y van hasta las 10 u 11 de la noche”.

La falta de sueño adormila, por decirlo de algún modo, la capacidad de la mente de estar alerta. Y ahí vienen los choques.

Podría decirse, además, que la vida moderna tiene sus costos en el tema del descanso.

“Más empresas abiertas las 24 horas, más gente conectada todo el tiempo a internet, eso tiene sus repercusiones, gente andando como zombies, con la capacidad de respuesta muy disminuida”.

Los efectos de la falta de sueño
5 (100%) 1 voto