Los estudios clínicos muestran que la diarrea acuosa amarillenta es causada por la insuficiencia del hígado para producir cantidades suficientes de bilis debido a una disfunción hepática grave. La bilis es responsable del cambio de color de las heces fecales de amarillo brillante a marrón. La insuficiencia del hígado para producir cantidades suficientes de bilis conduce a la excreción de heces que en realidad pueden variar desde un color marrón amarillento brillante hasta un color amarillo grisáceo.

Este tipo de diarrea acuosa también puede ser desencadenada por una infección bacteriana, parasitaria o viral que se adquiere por el agua y los alimentos contaminados. Los medicamentos fuertes utilizados en la quimioterapia, como los antibióticos y los laxantes, también pueden desencadenar la aparición de esta diarrea de color amarillento. Las cirugías, la radiación y las enfermedades hepáticas también pueden causarlas.

Síntomas

Qué encontrarás en este artículo?

La diarrea amarilla a menudo se acompaña de síntomas como cansancio extremo, calambres y una sensación de malestar. La debilidad también puede ser experimentada por el paciente. Otras indicaciones incluyen mareos, sed frecuente, llanto sin lágrimas, dolores de cabeza y disminución de la micción.

La diarrea líquida amarilla crónica, que dura por lo menos cuatro semanas, causa deshidratación al paciente debido a una pérdida significativa de potasio y electrolitos. Los síntomas más comunes de deshidratación que los afectados generalmente experimentan incluyen irritabilidad, orina de color oscuro, fiebre, confusión, ojos hundidos, piel seca, irritabilidad, boca seca y sed excesiva.

Sin embargo, si la afección comienza repentinamente sin la presencia de signos que no sean heces fecales acuosas, sueltas y descoloridas, puede ser causada por una infección viral o bacteriana que se ha detectado de un alimento o agua contaminada.

Tratamiento de la diarrea

Para entender el tratamiento de la diarrea, es importante considerar las dos situaciones, la diarrea aguda y la crónica.

Los medicamentos pueden ser esenciales en algunos casos.

Los remedios caseros naturales para el tratamiento de la diarrea también se están haciendo populares. Puedes consultar algunos de los tratamientos alternativos para la diarrea amarilla aquí.

Diarrea Aguda

En muchos casos de diarrea aguda después de comer, el reemplazo de los líquidos perdidos a través de la rehidratación oral puede ser el único tratamiento requerido. El cuerpo puede estar reaccionando a una infección o a la ingestión de comida en mal estado. Una vez que el cuerpo se deshace de la causa de la infección, las evacuaciones intestinales se volverán normales. Algunas personas pueden encontrar beneficiosos medicamentos como Imodium (loperamida) y subsalicilato de bismuto.

La píldora más comúnmente utilizada para detener la diarrea es el Imodium, especialmente en situaciones como la diarrea del viajero. Esta píldora funciona al ralentizar el intestino y disminuir las evacuaciones intestinales. Esto hace que las heces sean menos acuosas. Uno de los remedios caseros recomendados para detener la diarrea es el consumo de yogur probiótico. Alivia los síntomas de la diarrea en algunas personas razonablemente rápido. Los absorbentes como el attachpulgite y los compuestos de policarbofilo y bismuto también se utilizan en el tratamiento de la diarrea aguda.

Diarrea Crónica

Para tratar la diarrea crónica después de comer, es importante determinar la causa. Si la causa es la infección, entonces los antibióticos pueden ser de ayuda. Generalmente, los antibióticos se usan cuando las personas tienen diarrea severa y persistente, enfermedades debilitantes adicionales y las pruebas de heces revelan infecciones bacterianas graves. Sin embargo, es difícil tratar la diarrea no causada por una infección.

Algunas veces, en ciertos casos, se puede recomendar la administración de medicamentos a largo plazo o incluso una cirugía. Las personas con intolerancia a la lactosa, enfermedad celíaca o síndrome del intestino irritable pueden tener que modificar sus dietas.

La rehidratación oral es importante para las personas que padecen tanto la diarrea crónica  como en el caso de la diarrea aguda. A las personas que sufren de diarrea crónica se les puede aconsejar que eviten las bebidas que contengan cafeína, alcohol y mantener una nutrición bien equilibrada para permitir una rápida recuperación.

Causas de la diarrea amarilla y tratamientos
Vota este artículo