propiedades-yogurt-remedio-casero-piel

El yogurt se deriva de la fermentación de la leche, sin embargo se digiere de forma más fácil que esta. Tiene una consistencia agradable y un sabor delicioso, muchas veces lo incluimos en nuestra alimentación y sin embargo desconocemos su gran cantidad de bondades. Pues para la prevención de enfermedades y para el funcionamiento adecuado de todos los sistemas del cuerpo, es el alimento ideal.

Esto se debe a que contiene bacterias que combaten infecciones del sistema digestivo e impiden el desarrollo de bacterias dañinas en el intestino, al mismo tiempo estabiliza la flora intestinal. Asimismo, es rico en vitaminas, calcio, magnesio y fosforo y tiene la capacidad de disminuir el colesterol. Ayuda a prevenir distintos tipos de cáncer y previene la osteoporosis. Incluso, alivia la intolerancia a la lactosa.

De la misma manera, combate el estreñimiento, ayuda a perder peso, por lo tanto es perfecto para las personas con problemas de obesidad. Protege el estomago y hasta es capaz de inhibir la bacteria Helicobacter pylori. También, alivia las alergias, combate los efectos negativos de los antibióticos y otros fármacos, así que el yogurt es indicado para las personas que han estado bajo tratamiento médico.

El yogurt como remedio casero

Es importante resaltar que no solo se puede consumir como un alimento, sino también funciona a la perfección para realizar remedios caseros, en el caso de la piel por ejemplo, ya que es un grandioso exfoliante y regenerativo del cutis. Para las damas también les ayuda a combatir las infecciones de sus partes íntimas.

En resumen, el yogurt es un alimento de una enorme delicia, que puede ser incluido en el régimen alimentición de cualquier persona, de la manera más fácil, pues funciona perfectamente como un desayuno, acompañado de frutas o cereales, como merienda o aperitivo antes de cualquier comida.

El yogurt, una maravilla de la leche para tu piel
3 (60%) 1 voto