A nadie le gustan las ojeras, ni a hombres ni a mujeres. Los ojos ojerosos nos dan sensación de cansancio y de poca salud. En muchos casos pueden ocurrir después de una noche larga o un periodo de estrés, pero suelen recuperarse sin problemas. En otros casos, sin embargo, las ojeras forman parte de la estructura facial de algunos pacientes y son muy difíciles de disimular.

tratamiento-ojeras
Tratamiento para las ojeras – Remedios naturales

Las ojeras no son una sola entidad, sino tres circunstancias unidas que requerirán tres tratamientos diferentes.

Uno de estos componentes de las ojeras son las «bolsas». Estas no son más que los depósitos grasos que existen en la órbita y que actúan a modo de almohada para que repose el globo ocular. Con la edad, los ligamentos que mantienen el ojo suspendido dentro de la órbita se relaja y el globo ocular cae presionando el cojín de grasa sobre el que se asienta. Esta presión hace que, poco a poco, la bolsa de grasa vaya hacia adelante y ocupe el párpado inferior.

Las bolsas se pueden eliminar mediante una cirugía llamada blefaroplastia inferior y que puede asociarse a la eliminación del exceso de piel del párpado inferior, aunque pueden eliminar las bolsas de forma aislada si no hay exceso cutáneo. Esta intervención se puede realizar bajo anestesia local y sin ingreso.

El segundo componente de la ojera es fruto de un juego de luces. En las pacientes en las que hay mucho contraste entre la piel del pómulo y la piel del párpado inferior se forma un surco sombreado entre las dos zonas, es lo que se conoce como surco de las lágrimas. Este contraste entre el párpado inferior y el pómulo siempre es muy exagerado en las pacientes que tienen bolsas, pero también puede ocurrir en pacientes jóvenes y sin bolsas simplemente por la forma de sus mejillas. En este caso, las ojeras aparecen principalmente cuando la luz nos viene de arriba, es decir, en el interior de los edificios, mientras que al aire libre se hacen menos evidentes. Este problema se soluciona de forma muy efectiva inyectando ácido hialurónico de muy baja densidad a lo largo de este surco de las lágrimas, sin necesidad de ingreso y en 20 minutos.

El tercer componente de las ojeras es la propia coloración oscura de las mismas y es el más difícil de corregir. Esta coloración se debe al depósito de pigmentos presentes en la sangre y la delgadez de la piel de los párpados. Algunos pacientes mejoran con la aplicación de pomadas de vitamina K o de otras desarrolladas para mejorar la circulación, pero los mejores resultados se consiguen con una técnica de medicina estética conocida como carboxiterapia. Esta técnica consiste en inyectar CO2 bajo la piel del párpado para estimular los tejidos a los que se oxigenen. Los resultados son muy buenos en la mayoría de pacientes y las sesiones son muy rápidas (unos 10 minutos), y completamente indoloras.

Cada paciente tiene una combinación diferente de estos tres componentes y es por ello que no existe un tratamiento para las ojeras igual para cada persona. Es imprescindible analizar de forma precisa cada caso para poder establecer el mejor tratamiento (o combinación de tratamientos) de una manera 100% personalizada.

Remedios naturales para las ojeras

Si te preguntas como disimular las ojeras sin recurrir a ningún tratamiento de los descritos arriba, debes de saber que existen varios remedios naturales y caseros para disimularlas:

Patata rallada

Ralle una patata y envuelva el trinchado con una gasa que te has de aplicar justamente en el lugar del ojera para eliminarla. Hazlo 3 veces a la semana durante 15 minutos. Una vez te lo quites lava la zona con agua.

Jugo de tomate y de limón

Rico con vitamina A, C y Hierro. Si te lo aplicas sobre la zona oscura algunos días verás que la zona se empieza a aclarar. Aplicar con un algodón.

Jugo de pepino

Si no has dormido demasiado y te han salido ojeras una buena manera y rápida de disimularlas es con el jugo de pepino aplicado sobre las ojeras.

Aceite de almendras

Para hidratar la zona y conseguir flexibilidad. Aplicar cada mañana y cada noche.

Cucharas de metal

Pon la cuchara en la nevera y al cabo de unas horas la pones encima de las ojeras. Con el frío del metal conseguirás que marche la ojera.

Tratamiento para las ojeras
Vota este artículo